marketing de contenidos
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter

¿Qué es el marketing de contenidos?

El marketing de contenidos es actualmente parte fundamental de las estrategias de marketing que las diversas marcas usan con diferentes enfoques, pero todos con un mismo objetivo, captar, mantener y mejorar las relaciones con sus clientes con un fin comercial.

Videos, artículos, presentaciones, infografías, e-books, correos electrónicos, son parte de los recursos usados dentro de una estrategia de contenidos, los cuales cumplen una función específica para cada etapa en la que se encuentre el actual o futuro cliente en el proceso de compra.

Generar un aporte de gran valor al público objetivo, educativo o de entretenimiento son principalmente las finalidades que debe buscar este tipo de estrategias.

Beneficios de una estrategia de marketing de contenido

  • Influir en tu target de manera no intrusiva, generando mayor confianza hacia tu marca
  • Ser considerado referente en tu área de especialidad
  • Mejora tu presencia de marca
  • Satisface las necesidades de tus clientes más allá de las que resuelve el mismo producto
  • Mejoras tu posicionamiento en web

¿Cómo puedo iniciar una estrategia de marketing de contenidos?

A continuación, te dejo siete pasos indispensables para iniciar este tipo de estrategia de marketing

  1. Ten claro cuál es tu público objetivo y cliente potencial
  2. Define qué necesidades buscas satisfacer con tu producto o servicio
  3. Establece los medios por los cuales piensas impactar
  4. Organiza una serie de temáticas que consigan ayudar a tu cliente durante el proceso de compra
  5. Crea un cronograma de publicaciones
  6. Determina el formato en el cual producirás tu contenido, trata de adaptarlo a cada plataforma que vayas a usar.
  7. Difunde y mide el resultado de cada acción que realices en el proceso de entrega de ese contenido

Para dejar claro lo que acabo de mencionarte tratémoslo a través de un ejemplo

Ejemplo de marketing de contenidos

Mónica es coach ontológica, ella oferta sus servicios de coaching de manera independiente, tiene una base de 10 clientes mensualmente, pero le gustaría incrementar ese número a 12, y para alcanzar ese objetivo ella decide hacer una estrategia de contenidos, con los siguientes pasos:

  • Ella define que su público objetivo son mujeres que mantienen cargos directivos en las empresas de su ciudad
  • A través de su servicio busca que sus clientas mejoren las relaciones que ellas mantienen con su equipo de trabajo, lo que les da como resultado mayor eficiencia en los procesos de la empresa.
  • Mónica nota que ellas principalmente usan Facebook
  • Por lo que decide preparar información enfocada a los 5 beneficios del coaching ontológico en las empresas.
  • Información que organizará en una serie de videos y artículos de su web
  • Finalmente, ella lo comparte y lo anuncia en su fanpage, de esa manera logra captar la atención de varias mujeres que cumplían con el perfil de cliente potencial y en el tiempo que duró la campaña Mónica consigue hacer que dos de ellas tomen sus sesiones personalizadas.

Este es un ejemplo muy rápido y sencillo que se puede dar. Cada caso y objetivo de las marcas es diferente y hay que adecuarlo a sus necesidades.

En definitiva, una estrategia de marketing de contenidos bien alineada a las estrategias y objetivos globales de las marcas es realmente un recurso muy valioso y que generan buenos resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te prodría interesar